10 consejos para preparar una exquisita pizza casera

rahul-upadhyay-yDKHJxfiWDk-unsplash.jpg

Si estás planeando una reunión y quieres sorprender a tu familia o amigos con una deliciosa pizza hecha por ti, o simplemente porque sabes que no hay nada mejor que comer una pizza calientita y recién hecha en casa… Te vamos a dar unos consejos para ganarte unos aplausos por tu pizza casera.

1.     No uses masas congeladas, refrigeradas o precocinadas.

Pierde el miedo y haz tu propia masa, vas a notar una diferencia enorme. Una vez que la haces dos o tres veces te darás cuenta que es más fácil de lo que crees. Además, no solo puedes hacer masa tradicional también puedes agregar otros ingredientes, aportando así variedad a tu pizza.

 2.     Utiliza tomate casero.

Sobre la base de la pizza, lo normal es poner una salsa de tomate. Busca que la salsa de tomate sea lo más densa posible, y, por lo tanto, tenga un menor contenido en agua, puedes ocupar un triturado de tomate o una salsa de tomate frito. De esta manera no se humedecerá mucho la masa y tendrá ese toque crujiente que a todos nos gusta.

 3.     Utiliza mozzarella fresca o quesos de verdad.

A nuestro parecer el queso mozzarella es la mejor opción para una pizza y el cheddar la peor. Aunque si quieres probar otros sabores, como el del queso azul o combinarlos, no dudes en hacerlo. ¡Te va a sorprender el resultado!

Lo que sí te sugerimos es utilizar queso fresco, de esos que traen un poco de agua en su empaque y no aquellos productos ya previamente preparados para pizza.

4.     Prepara antes algunos ingredientes en el sartén.

Este es un pequeño truco que hacemos algunas veces en Santa Vida. Pasamos antes por la sartén a fuego lento y con un poco de aceite algunos ingredientes de las pizzas como la cebolla o el pimiento y después los agregamos a la pizza. Así evitamos que los ingredientes queden quemados o tostados cuando se hornean.

 La berenjena, alcachofa, setas, guindillas, son ejemplos de ingredientes que puedes preparar antes.

 5.     No abuses con los ingredientes.

No nos gustan las pizzas en las que hay que estar buscando un pedazo de carne o de pepperoni, pero tampoco debemos abusar con los ingredientes ya que muchas veces están tan cargadas que el calor del horno no llega a la base y quedan algo crudas en el centro. Son esas pizzas que, al morder una porción, escurren los ingredientes, esto es porque no se ha cocinado bien.

Así que lo primero que tienes que hacer es determinar cuáles serán los sabores centrales de tu pizza. Te recomendamos usar un máximo de 4 a 5 toppings distintos.

6.     Pon el horno a máxima temperatura.

Esta es una de las principales claves para el éxito de una buena pizza. Dependiendo el tipo de horno con el que cuentes son los tiempos de cocción que necesita tu pizza.

Si tu horno es de convección, tendrás que ponerlo a un máximo de 240-250ºC con la función ventilador encendida poniendo la pizza en la bandeja central. A esta temperatura tu pizza estará lista en 4-5 minutos. Ahora si tu horno es eléctrico tu pizza estará lista en un rango de 10 a 12 minutos. Aquí te sugerimos poner la pizza en la bandeja inferior del horno para que la resistencia inferior haga que la masa se ponga crujiente y luego subirla los últimos 2 minutos a la bandeja superior para conseguir que la pizza se dore de la misma forma.

7.     Utiliza una piedra para el horno.

Te ayudará a que la masa pierda la humedad mucho más rápido y así conseguir que quede más crujiente. Si la utilizarás te recomendamos precalentarla antes de colocar la pizza encima.

 8.     Prehornea la masa.

Si no utilizas la piedra del horno, este consejo te va a venir muy bien. Lo único que tienes que hacer es meter la masa ya extendida, pero sin ningún ingrediente por 1 o 2 minutos en el horno, esto hará que pierda un poco de elasticidad y quitamos un poco de humedad.

9.     Agrega ingredientes frescos al final.

Agrega algunos ingredientes crudos una vez que sacas la pizza del horno. Este consejo funciona muy bien si estás utilizando cecina, anchoas, boquerones, etcétera. Haz la prueba y verás que conseguirás un mejor sabor.

10.  Agrega un poco de parmesano u otro queso para decorar.

Este es otro truco que tenemos para darle un mejor sabor a nuestra pizza. Puedes agregar un poco de parmesano o pecorino rallado una vez que la pizza está terminada.

En Santa Vida contamos con distintos talleres para pasar una tarde aprendiendo a cocinar entre amigos. Conoce todo lo que Santa Vida tiene para ti.

Sofia Francopizza, consejos